martes, 14 de julio de 2009

Déficit histórico en EE.UU. Nota llebando el Diablo

A falta de tres meses para que termine el año fiscal en Estados Unidos, el déficit federal ascendió por primera vez en su historia hasta el billón de dólares, según datos oficiales.

El gobierno aumentó el gasto público como método para contener la recesión económica, algo que, sumado al rescate de las instituciones financieras quebradas, ha provocado este desequilibrio sin precedentes en las cuentas estadounidenses y ha obligado al Tesoro a endeudarse en US$1,086 billones.

La caída de los ingresos fiscales y la subida de las prestaciones a los desempleados también contribuyeron al déficit, explicó el corresponsal económico de la BBC Andrew Walker.

Este aumento en la deuda podría elevar los tipos de interés y provocar una subida de la inflación, dijo.

Estos datos contrastan con el déficit de US$455.000 millones del pasado año fiscal (2007-2008) y podrían poner en peligro algunos planes de la administración Obama para aumentar el gasto en programas educativos y de sanidad.

¿Más rescates?

El Congreso ya aprobó un rescate de US$700.000 millones y un paquete de estímulo económico de US$787.000 millones que pretende reactivar el crecimiento económico.

PAQUETES DE ESTÍMULO

Barack Obama, en el jardín de la Casa Blanca.

El Congreso ya aprobó un rescate de US$700 mil millones y un paquete de estímulo económico de US$787 mil millones. Algunos expertos y políticos consideran necesario aprobar un segundo paquete.

La semana pasada, un veterano miembro del Partido Demócrata dijo que los legisladores deberían considerar la posibilidad de aprobar un segundo plan de estímulo.

Sin embargo, el déficit no es algo nuevo en la economía estadounidense. Incluso antes de la llegada de esta última crisis, el recorte de los impuestos y el elevado coste de la guerra de Irak hicieron un importante agujero en el presupuesto nacional.

Desconfianza

Esta situación empieza a alarmar a los principales compradores extranjeros de deuda estadounidense, incluyendo a China.

China es además el país con el que la balanza comercial estadounidense está más desequilibrada.

Los últimos datos podrían forzar al Departamento del Tesoro a pagar tasas de interés más altas para comprar su deuda, algo que mejoraría las perspectivas a largo plazo, según algunos analistas.

"Son números que dejan helados", dijo Sung Won Sohn, economista de la Smith School of Business en la Universidad del Estado de California.

"Nuestros inversores extranjeros, de China y de otros lugares, empiezan a preocuparse no sólo por el valor del dólar, sino también por cuán seguras serán sus inversiones a largo plazo".

No hay comentarios: