lunes, 22 de junio de 2009

De tan mediático que se puso, el juicio de Rihanna a Chris Brown se vive como una especie de novela. Se lo sigue con fanatismo de serie televisiva. H


De tan mediático que se puso, el juicio de Rihanna a Chris Brown se vive como una especie de novela. Se lo sigue con fanatismo de serie televisiva.
Hoy, dichoso lunes 22 de junio, era el día en que la cantante debía entrar en acción, ya que estaba citada para declarar contra su ex novio, acusado de golpearla y atacarla. Lo malo, al menos para los que siguen de cerca el caso, es que el esperado testimonio de la chica de "Umbrella" no fue televisado. Y eso que se especulaba con esa posibilidad. Es sabido que los juicios de famosos son una buena forma de captar y aumentar la audiencia (el legendario caso del actor O.J. Simpson es un buen ejemplo). Habrá que ver ahora cómo sigue esto.

No hay comentarios: